Países donde estamos

Nicaragua

En el tercer capitulo general, de las Hermanas Franciscanas de Nuestra señora del Sagrado Corazón, se acordó, fundar una comunidad en Nicaragua, en la que se pudiera tener una experiencia de misión.
 
Por medio del Padre Iván, nos dimos cuenta de la Parroquia Santo Tomás, Corinto, Chinandega, y la posibilidad de ir a conocer, así que en el mes de noviembre del 2009, Sor Ana María González  y Sor Auxiliadora Barrantes, viajaron a Corinto, para conocer al Padre Alejandro, cura párroco de Corinto y la gran misión que en esa Parroquia se realiza.
 
Las Hermanas, quedaron muy impresionadas de la labor social y pastoral con que cuenta dicha Parroquia. 

De regreso a Costa Rica, lo comentaron a las Hermanas, y al asesor, Padre Ricardo Ramírez. Se inició un dialogo telefónico con el Padre Alejandro, que a su vez mostró mucho interés en contar con la presencia de las Hermanas, en la Parroquia.

En reunión de consejo, celebrada el 18 de enero, del presente año, se presentó las características de la Parroquia y sus apostolados.
 
En ese mismo mes de enero, Sor Mercedes Huertas y el Padre Ricardo Ramírez, visitaron Corinto, dando así el visto bueno.
 

En el mes de marzo, Sor María de los Ángeles y Sor Auxiliadora visitaron nuevamente la Parroquia de Corinto, y se reunieron con Monseñor César Bosco Vivas, obispo de la diócesis de León, el fue muy amable y acogedor, le presentamos los documentos correspondientes para ser admitidas en la diócesis.

Luego Sor María de los Ángeles y Sor Auxiliadora, se reunieron con el Padre Alejandro, el cual informó que iba a iniciar los arreglos a la casa en la que van a vivir las Hermanas y se acordó la fecha de la fundación para el día tres de mayo, día de la santa cruz, ya que ese día, Monseñor César Bosco visitará la Parroquia de Santo Tomás, para celebrar la eucaristía.

El domingo dos de mayo viajaron a Nicaragua, las Hermanas: Ana Jiménez, Sor Lucia Jiménez y Sor Auxiliadora Barrantes, la Hermana Mercedes viajó desde El Salvador y esa misma tarde se encontraron en la Parroquia.

Algunas jóvenes de la comunidad, decoraron la casa, con un hermoso “bienvenidas Hermanas y saludos de paz y bien”.
 
Luego pasamos en procesión, el señor obispo César Bosco, el Padre Alejandro, las Hermanas Franciscanas de la Purísima, los grupos de las diferentes pastorales que forman la comunidad Parroquial

La recepción fue en la casa de la nueva fundación, que ya para entonces se le habían hecho algunos arreglos: pintura, una capilla, sala, comedor, aunque hay pendientes algunos arreglos importantes.
 

Hasta la fecha se encuentran dos Hermanas nombradas en la nueva fundación: Sor Mercedes Huertas y Sor Ana Jiménez, ambas costarricenses. Están desempeñando diferentes servicios: acompañamiento espiritual a los grupos de las diferentes pastorales, promoción vocacional, misión, contribuyendo algunas horas en el hogar de ancianos.

Damos gracias a Dios, por esta oportunidad que nos ha dado de realizar este proyecto que tenia varios años de estar gestándose. Las obras le pertenecen a dios, nosotras somos instrumentos en la manos del señor.